Quien Soy

Mi foto
Hay veces en que los principes no llegan y nos toca colgar nuestras tiaras para salvarnos o morir dignamente en el intento ; @_woophie

lunes, 12 de enero de 2015

Ladrón de primeras veces

 Tengo un ladrón de primeras veces.

 Lo conocí por ahí en uno de mis tantos viajes, tiene ojos cafés y soñadores, manos firmes y seguras. en su cabeza explotan colores y piensa más de lo que dice. difruta de amaneceres y atardeceres mientras vuela por las calles dormidas encima de su bicicleta. duerme con la boca abierta y pareciera soñar amenudo; puedo contarles también que los lunares de su espalda trazan un mapa el cual me dediqué a sentir con mis dedos mientras su cansancio lo atrapaba más que mi tacto, tiene cierto fetiche con las mordidas (cosa que no me molesta) y más aun , puedo incluso afirmar que me gustan las suyas.

puedo decir también, que siempre que me va a robar hay musica, sí musica, algunas me quedaron grabadas y otras no tanto,  creo es por los efectos del alcohol, pero no hay que confundir las cosas, esté ladrón sonríe, besa, ama, sueña,  ríe, como todos, y la verdad no es malo, ciertamente no lo es, gusta de hacerme cerrar los ojos para que no se escape el alma y sentir,  de darme oportunidades a probar lo nuevo sin remordimiento en mi cabeza, y todo esto mientras sus cafés y mis verdes se encuentran en medio de la oscuridad cuando las narices se tocan. puedo agregar  que da abrazos cálidos y que estos dicen más que las palabras que brotan de su boca.


Puedo por último señalar que está escrito, que siempre estuvo escrito, que ya habían derretido el lacre sobre esas hojas del destino y que la sangre lo había sellado ya desde la primera mirada, puedo dar por sentado también que aún quedan primeras veces y que el está esperando el minuto de robarlas. tal vez las colecciona, tal vez las guarda o solo tal vez las escribe en papel para luego tirarlas al mar, quien sabe.

Todos recordamos nuestra primera vez. Alguna primera vez, de lo que sea, que se nos queda grabada en la memoria para siempre. Ya sea porque nos causa una profunda impresión, o porque nos pilla desprevenidos, o porque en esa primera experiencia aprendemos algo que nos marcará para el resto de nuestra vida. Pero todos tenemos una, o múltiples primeras veces, que forjan poco a poco nuestro vivir.
“Sometimes you meet someone, and it’s so clear that the two of you, on some level belong together. As lovers, or as friends, or as family, or as something entirely different. You just work, whether you understand one another or you’re in love or you’re partners in crime. You meet these people throughout your life, out of nowhere, under the strangest circumstances, and they help you feel alive. I don’t know if that makes me believe in coincidence, or fate, or sheer blind luck, but it definitely makes me believe in something.”

— Unknown